miércoles, 26 de noviembre de 2014

Recomanen llibres II

La Sara Carmona, la Mina Bouras i Oscar Morales 

recomanen els llibres de GERONIMO STILTON

La Sara:

El Castell de Potaxixa Mixa Mixa

Sinopsi
Jo tinc por sobretot dels fantasmes felins, que es passegen per un castell ruïnós al Bosc Fosc...; però entre mòmies, bruixes, rata-pinyades i vampirs, al final aconseguiré descobrir l'extravagant secret del castell!

La Mina:

El misteri dels elfs

Sinopsi
Quin dia més frenètic a L'Eco del Rosegador! Muntanyes de contractes per signar, manuscrits per llegir, articles encara per escriure... Després de tantes hores de treball, em vaig quedar adormit a l'escriptori i em vaig trobar de sobte en una fàbrica de joguines al Pol Nord! M'esperava una misteriosa sorpresa... no us ho

 L'Oscar
 L'extrany cas de la nit de Halloween





Sinopsi
Però que ha passat amb els habitants de la ciutat, atrapats al lúgubre Parc dels Misteris? Sort que el meu amic Xafarot i jo els salvarem perquè perseguirem el dolentot fins al final!


Aniol Pàmies 


recomana de la  Col·lecció Arcanus
El Maddox

 Resumen:

Des de l’origen dels temps, hi ha una xifra màgica que ens governa en silenci: el 12. Així comença cada llibre de la col·lecció. Els arcanus són dotze nens amb habilitats especials que neixen  cada 144 anys per complir una missió: salvar el món. Però ser un dels triats no n’hi ha prou: has de tenir un alt sentit de l’amistat y aprendre a conformar un equip,  perquè el seu poder es multiplica quan treballen junts. Si un d’ells es deixa portar pel poder, llavors la generació haurà fracassat.


L'Anna Maria Lozano 

ens recomana el llibre de Carmen Martín Gaite “Caperucita en Manhattan”
 Resum:
Caperucita en Manhattan es la historia de una niña llamada Sara que vive con sus padres en Brooklyn, un barrio de Nueva York. Su madre, Vivian Allen cuida de su familia y trabaja en el hospital cuidando ancianos, y su padre es fontanero.

Sara tiene 10 años y es una niña muy pecosa y delgada a la que le gusta mucho leer y fantasear con historias que su abuela Rebeca le cuenta. Ésta es ex cantante del Music-hall de Brodway, y vive sola en Manhattan. Todos los sábados la madre acompaña a Sara a que le lleve una tarta de fresas a su abuela, y durante el viaje Sara sueña en ser libre e ir sola por Manhattan.

Un día que llegan a casa de la abuela y ella no está, Sara se queda sola mirando entre las cartas antiguas de la abuela. Cuando ésta llega a casa comen la tarta juntas y se ponen a hablar de la Estatua de la Libertad y Sara se obsesiona por la estatua.

Un día, tras un accidente de coche del tío de Sara, el hermano del padre se muere y sus padres tienen que ir corriendo a Chicago. Por otro lado Sara se escapa para ir a casa de su abuela sola. Durante el trayecto se pierde en el metro y tiene remordimientos por haberse escapado. Entonces conoce a Miss Lunátic, una mujer muy vieja, mendiga que siempre va vestida con un harapo y un sombrero de grandes alas que le cubre toda la cabeza. Ésta mujer es muy respetada por la gente rica y por la que no lo es tanto. No tiene nada pero tampoco busca nada. Sólo vivir la vida y que para ello no necesita dinero porque lo consigue ayudando a los demás.

Entre Miss Lunátic y Sara nace una gran amistad a partir de ese día. Mientras se explican experiencias en un bar, un director de cine que estaba grabando una película, se decide a grabarlas porque le iban muy bien para su película. En cuando Miss Lunátic se entera, se enfada con el director porque las estaba grabando sin su permiso. Y para ella eso era violar su intimidad, y se fueron del bar.

Después de mirar un mapa para legar a la Estatua de la Libertad, Miss Lunátic le da a Sara una moneda muy especial que le ayudará a entrar en una alcantarilla para llegar a la estatua. Entonces la mujer y la niña se despiden y Sara se queda sola en Central Park.

En el parque conoce a Edgar Woolf que estaba paseando. Woolf le empieza a hablar y ella le ofrece un trozo de tarta. Él le pide la receta a cambio de hacer realidad su deseo: ir en limusina sola. Y los dos, cada uno en una limusina diferente, se fueron a casa de la abuela de Sara. Entonces E. Woolf le pide a Peter, el chofer de Sara, que le de más vueltas para que él pueda llegar a casa de la abuela antes. Pero el recorrido se hace tan largo que Sara se duerme, y cuando despierta le pide al chofer Peter que le lleve a Battery Park.

Cuando llegan allí, Sara se escapa para poder ir a la alcantarilla y poner la moneda en la ranura que le permitirá llegar a la Estatua de la Libertad. Pero Sara tiene mala suerte y el chofer le impide el paso, y se la lleva a casa de la abuela.

Finalmente Sara llega a casa de la abuela Rebeca y se la encuentra bailando con E. Woolf. Entonces es cuando decide irse sin que nadie la vea y experimentar la libertad de ir sola en taxi hasta la ranura de la alcantarilla que le ayudará a llegar a la Estatua de la Libertad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario